Las mejores mantas eléctricas de 2021

Factores decisivos para elegir una manta térmica

¿Qué es una manta eléctrica?

Una manta térmica es un accesorio ideal para disfrutar de una agradable sensación de calor en los meses más fríos, cuando ni siquiera la calefacción del hogar es suficiente. Es la herramienta perfecta para quienes viven en casas muy frías y húmedas, así como para quienes no quieren o no tienen tiempo de encender los radiadores para calentar su habitación antes de acostarse. Se trata, de hecho, de una verdadera manta formada por muchas capas, en cuyo interior hay un cable eléctrico llamado resistencia, que se calienta por efecto Joule una vez que se conecta a la red eléctrica.

También conocida como manta eléctrica, la manta térmica se confunde a menudo con un calientacamas, ya que ambos se utilizan para elevar la temperatura entre las sábanas. La principal diferencia radica en que, mientras los calientacamas se colocan entre la sábana y el colchón, las mantas eléctricas son verdaderas mantas que se colocan encima de las sábanas, con resistencias eléctricas cosidas en su interior que permiten calentarlas hasta la temperatura deseada. Por tanto, no existe un producto mejor que otro; la elección dependerá más bien de sus necesidades y preferencias.

La principal ventaja del calefactor de manta es que es más versátil, ya que se puede utilizar en diferentes zonas de la casa, por ejemplo en el sofá mientras se ve cómodamente la televisión. En comparación con los calentadores de cama, también pueden utilizarse en cualquier tipo y tamaño de cama.

En la siguiente guía del comprador, examinamos las principales características técnicas y funciones de estos aparatos para ayudarle a elegir el calefactor de manta perfecto para usted y su familia.

¿Cuánto consume una manta eléctrica?

Muchas personas dudan a la hora de comprar una manta calefactora porque piensan que será un derroche de electricidad y, por tanto, tendrá un impacto significativo en sus facturas de energía. En realidad, utilizar este dispositivo en lugar de un radiador tradicional puede suponer un ahorro de dinero.Consumo de la manta calefactora Se supone que utilizar una manta calefactora durante un par de horas sólo cuesta unos céntimos al día.

El consumo medio de una manta calefactora es de 50 vatios para las camas individuales y de 110 vatios para las camas dobles. El consumo de electricidad durante un par de horas será, por tanto, de unos 0,24 kWh, lo que equivale a un coste muy reducido de apenas unos céntimos.

En cualquier caso, para saber si la compra de una manta calefactora merece la pena o no, también hay que tener en cuenta qué tipo de sistema de calefacción se utiliza en la vivienda, el tamaño de la misma y cuántas horas se pretende mantener la manta calefactora encendida. Si, por ejemplo, sólo piensas encender el aparato antes de acostarte para calentar las sábanas, también puedes optar por un radiador de alto consumo, ya que no tendrá un impacto decisivo en tu factura energética.

Cosi Home Manta Térmica Eléctrica. con Control Remoto, Temporizador y 9 Niveles de Calor
Cosi Home Manta Térmica Eléctrica. con Control Remoto, Temporizador y 9 Niveles de Calor
  • micropolar de lujo:: Hecho con un tejido cálido y esponjoso, este tiro calentado de doble cara y tacto suave es perfecto para mantenerte cómodo en el sofá y en la cama.
  • 9 ajustes de calor con 9 ajustes ajustables, tiene un control de temperatura completo: ¡adecuado tanto para los días fríos de verano como para las heladas noches de invierno! También se integra un avanzado sistema de protección contra sobrecalentamiento.
  • extra-grande: la medición de 180 X 130 cm le permite envolverse y mantenerse extremadamente cómodo con elementos de calefacción integrados en todo momento para brindar un calor constante
  • temporizador integrado: : Un temporizador incorporado con características de apagado automático le permite establecer un tiempo de 1 a 9 horas. Una vez que ha alcanzado el tiempo deseado, el tiro calentado se apagará
  • Lavable a máquina:: el control remoto y el cable son completamente desmontables, lo que permite lavar este versátil tiro calentado a temperaturas frías (máximo 40°C)
View On Amazon

¿Es segura la manta eléctrica?

La manta calefactora puede dar lugar a problemas de seguridad, ya que se trata de un dispositivo eléctrico en contacto con el cuerpo del usuario. Además, se trata de un dispositivo que se utiliza en un momento vulnerable, como el descanso, en el que existe un riesgo real de no notar ningún mal funcionamiento.

De hecho, las mantas calefactoras que existen actualmente en el mercado cuentan todas con sistemas de seguridad y certificaciones emitidas por instituciones competentes. Sin embargo, para asegurarse de no correr ningún riesgo para la salud y la seguridad, debe tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Doble aislamiento: es imprescindible que la manta eléctrica tenga el símbolo de la clase de protección II, es decir, que tenga una doble capa que aísle los elementos en tensión. De este modo, un solo fallo no causará ningún daño a la persona que esté en contacto con el aparato;
  • Certificaciones: Entre las muchas certificaciones, la más importante y básica es sin duda el marcado CE 8, que indica que la manta térmica cumple la normativa de seguridad establecida por la Comunidad Europea. Por supuesto, es aún mejor si esta certificación va acompañada de otras de organismos reconocidos, como la TÜV;
  • Sistema de protección de la calefacción: Este sistema de seguridad utiliza un termostato que desactiva el aparato en caso de sobrecalentamiento arriesgado o cualquier otra anomalía de temperatura;
  • Manual de instrucciones: el manual de instrucciones debe ser lo más detallado posible en lo que respecta a las precauciones de funcionamiento y las cuestiones de seguridad. La consulta atenta de las instrucciones le permitirá utilizar su estufa de forma correcta y segura, sin riesgo de accidentes domésticos. En caso de que el idioma italiano no esté incluido, le aconsejamos que se ponga en contacto con el fabricante.
Manta eléctrica con apagado automático, 130 x 180 cm, franela suave cálida, con apagado automático de 1-3 horas, 6 niveles de calor y protección contra sobrecalentamiento.
Manta eléctrica con apagado automático, 130 x 180 cm, franela suave cálida, con apagado automático de 1-3 horas, 6 niveles de calor y protección contra sobrecalentamiento.
  • 【Manta eléctrica multifuncional】el tamaño de la manta eléctrica es de 130 x 180 cm. La manta eléctrica dispone de 3 horas de apagado programado, 6 niveles de calor y 5 minutos de calentamiento rápido para satisfacer diferentes necesidades personales. Con función de protección contra sobrecalentamiento, la manta se cierra automáticamente, de forma segura, fiable y de bajo consumo.
  • 【Tejido ultrasuave y felpa】 La manta eléctrica está hecha de franela suave por un lado y terciopelo de algodón por el otro, y está equipada con hilos ultrafinos para promover una distribución uniforme del calor sin sentirse pesado o voluminoso.
  • 【Fácil de limpiar y duradero】 tanto a mano como a máquina se pueden aplicar en la manta a una temperatura del agua de 30 ℃. Por favor, no utilice secadora para secar la manta y ventilar es suficiente. La manta eléctrica con calefacción tiene una alta hidrófoba, no se deforma después del lavado y se mantiene como nueva.
  • 【Ligero y cómodo】Con una calefacción adecuada te sentirás muy cómodo y te mantiene caliente mientras ves la televisión, lees un libro, descansas o duermes.
  • 【Regalo perfecto】 Con la manta eléctrica cálida y suave te sentirás cómodo, seguro y fiable y duradero. Será una buena opción como regalo bonito y a la moda.
View On Amazon

En general, hay algunas reglas básicas que deben seguirse para la mayoría de los modelos del mercado. Por ejemplo, la manta eléctrica no debe doblarse demasiado mientras está encendida, pero incluso cuando está apagada no debe comprimirse demasiado. Otras precauciones básicas son que los niños y los animales domésticos no deben utilizar la manta eléctrica y que nunca deben colocarse sobre ella objetos demasiado pesados. Todas estas precauciones evitarán el peligroso sobrecalentamiento y el mal funcionamiento del aparato.

Tejido

El tejido utilizado para fabricar una manta eléctrica es quizá el factor que más influye en el precio de venta. Existe una gama muy amplia de composiciones en el mercado, como el poliéster, la microfibra, el algodón o la lana. La lana es sin duda uno de los tejidos más caros, ya que es aislante y mantiene el calor bajo las sábanas incluso cuando la manta está apagada.Tejidos de las mantas En general, siempre es mejor preferir los tejidos naturales a los sintéticos, ya que son más transpirables. Sin embargo, la mayoría de las mantas eléctricas del mercado están fabricadas con tejidos sintéticos, como el vellón. En este caso, el consejo es optar por los tejidos más suaves.

Para los alérgicos, en particular, es aconsejable elegir una manta eléctrica fabricada con tejidos hipoalergénicos y antibacterianos, que suelen ser también inodoros y están certificados con el sello Oeko-Tex® Standard 100. Esta característica es muy importante porque el campo electromagnético que se crea cuando la manta está puesta favorece el depósito de polvo y, por tanto, de ácaros.

Funciones

Como aparatos eléctricos, los calentadores pueden ofrecer una serie de funciones, además de la simple calefacción, que aumentan su comodidad y confort. Evidentemente, cuantas más funciones haya, mayor será el precio al que se venda el modelo. A continuación se enumeran las principales funciones adicionales que se pueden encontrar en los calentadores de manta actuales:

  • Control de la temperatura: Esta es una característica estándar, que se encuentra en la mayoría de los calentadores del mercado. Lo que puede variar de un modelo a otro es el número de niveles de temperatura disponibles, que pueden ser hasta diez en los productos más sofisticados y de mayor precio;
  • Calentamiento rápido: La velocidad de calentamiento de una manta suele depender de su potencia. Con esta función, sin embargo, será posible reducir el tiempo de calentamiento a la mitad, a tan sólo 10 minutos;
  • Temporizador: esta función permite programar la desconexión de la unidad de calefacción después de un periodo de tiempo determinado. Los mejores modelos ofrecen una gama muy amplia de duraciones, desde una hora hasta diez horas. Esto le permite disfrutar de su descanso sin tener que preocuparse de apagar el aparato para evitar que la temperatura suba demasiado bajo las sábanas durante la noche.
  • Desconexión automática: Muchos calefactores de manta, independientemente del temporizador, tienen una desconexión automática después de unas horas de uso, que se activa sin necesidad de ser programada.

Controles

Medisana HDW Manta calefactora , lavable, manta de peluche con desconexión automática, 4 niveles de temperatura, diseño reversible de 2 colores, gris/gris oscuro, 180 x 130 cm
Medisana HDW Manta calefactora , lavable, manta de peluche con desconexión automática, 4 niveles de temperatura, diseño reversible de 2 colores, gris/gris oscuro, 180 x 130 cm
  • Calentamiento rápido: Nuestra manta eléctrica HDW se calienta rápidamente gracias a la función «Turbo-Heat» de 120 vatios, con protección contra el sobrecalentamiento
  • Formato XL: Con la manta calefactora de peluche XL se pueden calentar suavemente las regiones del cuerpo; Con sus dimensiones de 180 x 130 cm, es grande y especialmente acogedora
  • 4 niveles de temperatura: Dado que cada persona percibe sensaciones diferentes, los 4 niveles de temperatura de nuestra manta eléctrica HDW permiten satisfacer cada necesidad
  • Supersuave: El suave y esponjoso material exterior es lavable gracias al panel de mando desmontable y cumple con Oeko-Tex Standard 100; Mímese un poco, sobre todo en invierno
  • Diseño moderno: La manta eléctrica HDW XL destaca por su diseño sencillo y moderno en dos colores gris/gris claro reversible
View On Amazon

La manta térmica, como ya se ha mencionado, es una manta que se calienta cuando se conecta a una toma de corriente. Para encenderlo, normalmente hay un mando en el cable, también conocido como interruptor. Las mantas para camas individuales sólo tienen un mando, mientras que las de las camas dobles pueden tener dos, cada uno de los cuales regulará la temperatura de una mitad de la manta. De este modo, cada persona puede elegir su propia temperatura ideal, evitando así cualquier discusión.

El control puede ser muy básico en los modelos de gama baja, con sólo un selector para ajustar la temperatura. Sin embargo, en los modelos de gama alta se puede encontrar un mando a distancia más sofisticado con una pantalla LED, que es visible incluso en la oscuridad.
Una característica de los mandos que es esencial tener en cuenta es que son extraíbles, de modo que el calentador de manta también puede lavarse a máquina (normalmente a unos 30 °C).

Otro aspecto de estos elementos es la longitud del cable. En la mayoría de los casos hay una toma de corriente junto a la cama, pero no necesariamente se quiere utilizar la manta eléctrica sólo cuando se está descansando. La principal ventaja de este producto es su versatilidad y la posibilidad de utilizarlo en diferentes zonas de la casa, sentado en el escritorio o tumbado en el sofá. Por lo tanto, es mejor elegir modelos con un cable muy largo, idealmente de 2 metros.

Hay que tener en cuenta que hay modelos en el mercado que están diseñados exclusivamente para su uso en los coches y que, por lo tanto, tienen un cable de encendedor y no un enchufe para la electricidad. Este tipo de calentador de neumáticos es muy útil para las personas que conducen durante muchas horas al día para ir al trabajo, o para quienes tienen previsto viajar por carretera en lugares con temperaturas extremadamente bajas.

Otros factores a tener en cuenta a la hora de elegir una manta térmica

¿Son importantes los materiales?

Como se ha explicado anteriormente, es importante evaluar la calidad de los materiales antes de comprar una manta eléctrica. Esto no sólo se refiere a los tejidos, sino también al circuito eléctrico, que debe estar doblemente aislado y contar con la certificación CE de la Unión Europea. Prestar atención a estos elementos es de fundamental importancia para limitar el riesgo de daños o cortocircuitos que puedan ser arriesgados. Además, siempre son preferibles los materiales transpirables, hipoalergénicos e inodoros.

¿Es importante la marca?

Confiar en una marca con larga experiencia en la fabricación de este tipo de productos es ciertamente aconsejable cuando se trata de mantas eléctricas, dado el riesgo de accidentes y problemas de seguridad causados por errores de diseño. Para tener la certeza de que el producto es seguro y duradero, le recomendamos una vez más que compruebe que el embalaje lleva el marcado CE, junto con el símbolo que indica la presencia de doble aislamiento. Entre las numerosas marcas que producen mantas térmicas en la actualidad, Imetec es uno de los principales líderes italianos del sector, pero también cabe mencionar a Beurer, Klarstein y Medisana.

¿Es importante el precio?

El precio de las mantas eléctricas en el mercado puede variar mucho, dependiendo de los materiales utilizados y las funciones presentes, y por supuesto del tamaño de la manta eléctrica. En el caso de los modelos individuales, el precio puede oscilar entre los 20 y los 80 euros, mientras que en el caso de la cama doble puede llegar a los 100 euros.
Para saber qué cifra corresponde a la inversión adecuada, hay que tener en cuenta el uso que se le va a dar a la manta eléctrica. Si la casa se calienta todo el día con radiadores y la manta sólo estará encendida un par de horas antes de ir a dormir, será mejor optar por un modelo económico. Si la casa es especialmente fría o húmeda, tiene más sentido elegir un modelo más potente y con más prestaciones que pueda usarse durante muchas horas por la noche.

Publicaciones Similares